Debido a la gran acumulación de metales ferrosos y no ferrosos que se produce en naves, empresas, viviendas y locales, entre otros lugares, y que da como resultado el hecho de ocupar espacios en vano, la recogida de chatarra en Madrid, y en otras provincias de España,  se ha convertido en un servicio muy demandado actualmente.

De hecho, cada vez está más valorado este servicio del que hacemos referencia, ya que los metales que son recogidos en este proceso son destinados a un sistema de reciclaje que favorece tanto al medio ambiente como al ser humano.